Placa romboidal tridimensional para fractura condilar

Las fracturas del cóndilo mandibular seguramente son de los mayores retos para el cirujano en el esqueleto craneomaxilofacial. El grado considerable de dislocación, las condiciones de espacio limitadas, así como la proximidad hacia vasos sanguíneos y estructuras nerviosas importantes hace que muchos médicos se arredren ante un tratamiento quirúrgico de la fractura.

Con la placa romboidal tridimensional para fractura condilar, KLS Martin Group ahora les ofrece un medio que tiene en cuenta las fuerzas oclusales multilaterales en este tipo de fractura. Y esto es lo que caracteriza a la placa romboidal tridimensional para fractura condilar:

  • Tratamiento quirúrgico de fracturas inferiores, medias y superiores del cóndilo mandibular.
  • La forma romboidal de la placa se encarga de una transmisión óptima de las fuerzas de tracción y de compresión en la mandíbula inferior.
  • El posicionamiento muy contiguo de los agujeros de tornillo en la porción proximal posibilitan una disposición segura de los tornillos de osteosíntesis incluso bajo condiciones espaciales difíciles.

Las placas pueden obtenerse en dos modelos diferentes.

La versión estándar ofrece la ventaja particular de la geometría de taladro deslizante de los agujeros laterales, que le permiten al cirujano una reposición final de los fragmentos óseos una vez que los tornillos de osteosíntesis ya han sido prefijados.

La placa de ángulo fijo (anodizado verde) en relación con los tornillos ThreadLock TS proporciona un bloqueo de los tornillos en el medio osteosintético, por lo que éste es autoportante, evitándose así el apretado del medio osteosintético en el hueso, lo cual fomentaría la reabsorción.